C/ José María Iparraguirre, 22 - Pab. 6 (Pol. Ind. Uritiasolo) 01006 Vitoria-Gasteiz - Álava

Proceso de fundición a la cera perdida

La microfusión es un proceso de la fabricación de joyas y afines en el que se vierte metal líquido a un molde. Generalmente se le conoce como fundición a la cera perdida porque el molde que se utiliza para fundir está hecho de un modelo de cera que es derretido para dejar una cámara hueca en el interior del molde. Esta técnica ha sido utilizada durante miles de años y actualmente la mayoría de artesanos y joyeros la usan para hacer réplicas exactas de joyas originales.

El proceso comienza un original o prototipo. La pieza original pude ser cualquier pieza existente o fabricarse una para este objeto. El original se puede hacer bien en cera, metal u otros materiales. Este proceso puede ser totalmente manual o bien mecanizado.

A partir de este original, se hace un molde. El método más común consiste en cubrir el protitipo con una masa sólida de capas de caucho o silicona, centrarlo dentro de un marco metálico y colocarlo en una prensa vulcanizadora. Después del proceso de vulcanizado (calor y presión), se retira el molde y usado una técnica simple se corta en dos partes con un bisturí o herramienta adecuada y se extrae el modelo original.

Una vez que tenemos el molde y utilizando una inyectora de cera iremos sacando tantas réplicas en cera como sea necesario.

Sobre una base de goma se coloca un eje cilíndrico de cera y se arma una especie de árbol soldando las diferentes piezas de cera al eje central.

Las piezas montadas en el árbol serán de densidades similares, no conviene mezclar piezas de diferentes pesos o medidas ya que cada tipo de pieza requiere temperaturas de colada distintas. 

Una vez montado el árbol se pesa para calcular el peso del metal que necesitaremos en la fase de colado y se introduce en un cilindro o tubo de acero. Después se prepara el revestimiento, yeso refractario mezclado con agua, eliminando cualquier burbuja de aire que haya podido quedar. Se vierte el revestimiento en el cilindro cubriendo totalmente el árbol de cera y mediante un proceso de vibración y vacío se elimina cualquier burbuja de aire restante.

Una vez solidificado el revestimiento, en cuyo interior se encuentra el árbol de cera, son necesarios varios procesos de calor para fundir, eliminar la cera y curar el cilindro, siempre siguiendo un procedimiento ajustado a la curva de temperatura. Así obtenemos el molde donde posteriormente se inyectará el metal.

El cilindro, sin restos de cera, se encuentra en el horno a temperatura adecuada para evitar cualquier deterioro en su estructura. El proceso de vaciado de metal se hace en una inyectora con vacío. 

Este proceso consiste en poner el cilindro caliente en el compartimento pertinente de la maquina inyectora de metal, verter el metal sólido debidamente aleado en el alojamiento correspondiente. Controlando tiempos y temperaturas se lleva el metal a su punto de fundición. Dando paso al metal, éste rellenará el cilindro y ya tenemos el árbol de cera convertido en árbol de metal.

Transcurrido el tiempo adecuado, se procede a la eliminación del revestimiento para poder separar las piezas unidas al tronco metálico central y así finalizar el proceso de microfusión o fundición a la cera perdida.

Después de separar las piezas del tronco de metal y cortar los bebederos de las piezas comienza el proceso de acabado que se realiza tanto manual como mecánicamente